Somos una dulcería con más de 25 años de historia, enfocados en mantener procesos de producción artesanales, con especial énfasis en la selección de productos de calidad para la elaboración de nuestras tradicionales recetas alemanas.

La torta Reina Ana hizo que desde los años 90 nuestra dulcería fuera parte de la mesa de todos nuestros clientes. Desde entonces, tortas como la Frutillar, Puerto Varas, Chocolate Manjar y la Trufa, se han hecho una tradición al momento de endulzar las celebraciones.

De esta manera nos hemos consagrado como una pastelería fina, de tradición, y por sobre todo, de calidad.